Climatizadores Portátiles

Mostrando todos los resultados 8

Un climatizador portátil es un sistema de ventilación eléctrico con un sistema de enfriamiento de aire que a través de un depósito de agua y hielo posibilita producir aire fresco. Hay que dejar claro que un climatizador portátil no es un aire acondicionado. La diferencia reside básicamente en que el primero no necesita ningún desagüe ni tuberías que conectar al equipo y que, para refrescar la estancia, no debe estar cerrada.

El climatizador portátil es un enfriador que aspira el aire cálido que hay en el ambiente, lo pasa por el depósito donde se le añade agua fría o cubitos de hielo y lo enfría. Gracias a la bomba que incorpora, esa agua es impulsado y empapa unos filtros que lleva produciendo así aire frío y expulsándolos a la estancia gracias a los ventiladores del aparato. En definitiva, su funcionamiento se basa en la emisión de vapor frío.

Lo habitual es colocar el climatizador portátil cera de una corriente de aire como una ventana para que siempre se alimente de aire nuevo. Su uso es sencillo. Los climatizadores van conectados a la corriente eléctrica y deben ser recargados de agua o hielo con frecuencia. Normalmente tienen varias velocidades que pueden controlarse con un mando a distancia o a través de una pantalla que lleva incorporado.

Entre las ventajas que destacan de los climatizadores portátiles, se encuentra el hecho de ser portátil y por tanto poder trasladarlos de una habitación a otra según se necesite. La mayoría tienen ruedas y asas para facilitar su traslado. Además no requieren instalación, es suficiente con tener una toma de corriente donde enchufarlo. Por supuesto consumen menos que un aire acondicionado (pudiendo llegar a ahorrar hasta un 80% de energía). Y lo mejor de todo es que cuanto más calor hace mejor funcionan. Por último, no resecan el ambiente y eliminan la electricidad estática, son aptos para exterior e interior y muy fáciles de usar.

Apuesta por un climatizador portátil y renueva y limpia el aire interior de la casa generando un entorno fresco más natural, evitando la acumulación de aire viciado. Esto es muy beneficioso para las personas alérgicas y para todos aquellos que quieran mejorar la calidad del aire de su superficie habitada.

¿Un climatizador portátil es la solución para la superficie que quiero refrescar?

Un climatizador portátil se puede utilizar en cualquier estancia. Obviamente su funcionamiento es más eficiente en zonas de clima seco y con poca humedad. De hecho, estos equipos pueden rebajar la temperatura entre 10 y 12 grados; mientras que en zonas húmedas la bajada de temperatura puede oscilar entre 5 y 7 grados.

Lo importante es que el lugar donde se utilice tenga una buena ventilación. Por eso, hay que ventilar la estancia con frecuencia para renovar el aire y evitar condensaciones de humedad.

La clave para elegir un buen climatizado portátil es tener en cuenta que se adapte a la superficie de la habitacion. Porque si la potencia escogida es inferior a la recomendada para esa superficie el aparato tendrá que forzar su funcionamiento y necesitará emplear más tiempo para alcanzar su rendimiento óptimo y conseguir refrescar la estancia.

Seleccionar el nivel de caudal adecuado también es fundamental. El caudal de aire se mide en metros cúbicos por hora. Es el valor que establece la cantidad de aire fresco que expulsa el climatizador para cubrir un metro cúbico.

Por otro lado, tienes que tener en cuenta el deposito de agua en función de los metros cuadrados que quieres enfriar. Cuanto más grande sea la habitación donde se utilizará el climatizador, más grande debe ser el depósito de agua del dispositivo para garantizar un uso óptimo.

¿Qué más puede ofrecer un climatizador portátil?

Pero un climatizador portátil no solo ofrece aire fresco para paliar el calor del verano, sino que cuenta con otras funciones añadidas como temporizador para controlar el tiempo y ahorrar el consumo de energía; Ionizador para equilibrar, mejorar y purificar la calidad del aire interior neutralizando las partículas contaminantes; mando a distancia para que las funciones se puedan controlar por remoto; e incluso función calefacción para que el climatizador portátil sea útil durante todo el año.